Crítica (sin spoilers) de 'Scream': un slasher sin sustos


Sidney (Neve Campbell), Gale (Courteney Cox) y Dewey (David Arquette) ayudan a los adolescentes que son objetivo de Ghostface en este relanzamiento de la franquicia.
Crítica (sin spoilers) de 'Scream': un slasher sin sustos
17 de enero de 2022Ginés Plaza

26 años después de que Wes Craven diera al slasher una muy necesaria renovación con el título inicial de la saga, llega esta 'Scream', autoproclamada como secuela y reinicio a la vez.

El argumento

En el actual Woodsboro, la popular estudiante de secundaria Tara Carpenter (Jenna Ortega) recibe una siniestra llamada mientras está sola en casa. Apenas consigue escapar con vida después de un encuentro con Ghostface. La hermana distanciada de Tara, Sam (Melissa Barrera), y su novio, Richie (Jack Quaid), regresan inmediatamente al pueblo. Sam no tardará en averiguar que todos los miembros del grupo de amigos de Tara tienen alguna relación con los asesinatos de hace un cuarto de siglo.

La carnicería comienza de nuevo. Sam y Richie piden ayuda a un abatido Dewey Riley (David Arquette). Al principio se muestra reacio, pero se da cuenta de que hay algo diferente en el nuevo asesino. Advierte a su ex-novia Gale Weathers (Courteney Cox) y al objetivo original, Sidney Prescott (Neve Campbell), que ha aparecido un nuevo Ghostface. Sin embargo una revelación del pasado de Sam y Tara replantea la investigación. Pero Ghostface va en todo momento por delante de ellos mientras el recuento de cadáveres no deja de aumentar. Sidney decide que es hora de jugar a la ofensiva y matar a Ghostface antes de que mueran más inocentes.

El guión

'Scream' se divierte parodiándose a sí misma y a otras películas de terror. Ghostface es un gran fan de la franquicia "Stab" y utiliza sus argumentos para burlarse de las víctimas. El reparto de la Generación Z discute continuamente sobre los clásicos del terror, los éxitos recientes del género y lo que falló en las fallidas entregas de "Stab". En las anteriores películas, el guionista Kevin Williamson combinaba magistralmente el humor autorreferencial con los sustos genuinos, de esos que nos hacen saltar de nuestras butacas en el cine. Sin embargo el guión de James Vanderbilt y Guy Busick, aunque consigue un buen arranque, va perdiendo puntos posteriormente con la sucesión de bromas sin gracia. Los nuevos personajes adolescentes son supuestos expertos en terror, pero se comportan como los habituales corderos en su propio matadero.

La dirección

La película no consigue dar miedo al espectador en ningún momento. Los directores Matt Bettinelli-Olpin y Tyler Gillett amagan con los clásicos montajes de terror para engañar al público. Así, por ejemplo, la música va in crescendo y luego no pasa nada. El objetivo de esto, por supuesto, es sorprender de verdad cuando se produzca un asesinato real, pero la argucia no acaba funciona. Los asesinatos son bastante obvios, con una sola excepción en la película.

En lo que no decepciona 'Scream' es en sus raíces slasher. A lo largo del metraje Ghostface va ensartando a sus desventuradas víctimas como un experto chef. Las escenas de asesinato no ahorran en sangre mientras contemplamos cómo los personajes son cortados, apuñalados o destripados con una alegre frenesí. Aquí hay que advertir a los fácilmente impresionables que ésta no es una película para ellos.

El misterio entorno al que se construye el argumento de la película no requiere precisamente grandes dotes detectivescas. Más de uno será capaz de olfatear al culpable en el primer acto. Scream relanza la franquicia con una nueva heroína cuando lo que realmente necesita es que haya terror de verdad.

Los actores

Los miembros del reparto que regresan consiguen darle a la franquicia la autenticidad requerida -en particular David Arquette como el implacable y engreído Dewey Riley- mientras que las jóvenes incorporaciones están en gran parte desaprovechadas. Los mejores del grupo tienden a ser los que están en el extremo equivocado del cuchillo, reduciendo poco a poco el abanico de personajes por los que vale realmente la pena preocuparse.

En resumen

El asesino Ghostface regresa en una secuela que se dedica fundamentalmente al "fan-service" pero que lamentablemente es escasa en sustos. El elenco original regresa en papeles secundarios junto a un nuevo grupo de víctimas adolescentes engreídas. La película se burla de los tropos del género de terror al tiempo que se refiere a sí misma como una reacción a la franquicia "Stab", que se basó en los asesinatos de Woodsboro. El enfoque irónico sólo funciona hasta cierto punto antes de acabar convirtiéndose en una tontería.


                                    Valoración: 6 ★★★☆☆


Lo mejor: Los actores veteranos de la franquicia y el humor autorreferencial. Grandes dosis de violencia explícita.


Lo peor: No da miedo en ningún momento. Más de uno descubrirá quién es el personaje que se oculta tras la máscara en el primer tercio de película.
Compartir Noticia en:


Te puede interesar

Spider-Man: Jaden Smith, ¿el nuevo Miles Morales?
Quién es Katherine Porto, la nueva villana de 'Pasión de Gavilanes 2'
No vas a creer quién es el personaje de Cobra Kai con más peleas ganadas



Cine.com en
Links Interesantes
:: CINE.COM - Las mejores películas, cartelera de cine, fotos, juegos de cine..
:: MUSICA.COM - Letras de canciones, vídeos de música, wallpapers, fotos..
:: VIDEOJUEGOS.COM - Videojuegos en flash para que pases un buen ratillo
Contacta con nosotros